Publicado por en

Cómo optimizar la limpieza de tu hogar y ahorrar tiempo y esfuerzos

El estilo de vida que tenemos en el siglo XXI, caracterizado por la inversión de tiempo que realizamos para responder a las obligaciones laborales, pero sin renunciar a nuestra vida social ni familiar, provoca que terminemos realmente exhaustos. Generalmente, entre semana, tenemos la sensación de que resulta imposible mantener nuestro hogar limpio. Razón por la que dejamos la limpieza de nuestra casa para los fines de semana. Esta situación se vuelve realmente exasperante, dado que desearíamos invertir el tiempo libre en actividades lúdicas, en lugar de estar con la fregona y el trapo del polvo.

Por este motivo y para que vuelva a recuperar estos tiempos perdidos, queremos  aportarte unos sencillos consejos que te permitan mejorar el afrontamiento y resolución de esta tarea.

Para empezar, te recomendamos que establezcas una planificación de las tareas domésticas, divididas tanto por día, como por número de personas que convivan en el hogar. Una de las opciones que nos parecen más adecuadas, supone determinar la limpieza una estancia por día. Este sencillo truco permitirá que, al llegar el fin de semana, tengas toda la casa en perfectas condiciones; pudiendo utilizar tu tiempo para sentarte en el sofá o salir a comer con los amigos.

Cuando vayas a comenzar con la limpieza, te aconsejamos que tengas ordenados en el mismo lugar todos los productos y enseres que vayas a necesitar. Esto te permitirá ahorrar bastante tiempo, dado que evitarás dar vueltas en busca del friegasuelos perdido. Además, con solo un vistazo, serás consciente de qué productos vas a necesitar adquirir en tu próxima compra.

Otra cuestión muy relacionada con el buen estado del hogar, es mantener el mayor orden posible dentro de tus estancias. Si en el día a día, logras no acumular objetos en los lugares que no se encuentran destinados para ellos, evitarás que limpiar esta estancia, se convierta en una tarea más pesada de lo que debería ser. El orden es de vital importancia cuando carecemos de tiempo. Así que, recuerda que, por ejemplo, es mejor dejar tu ropa colgada cada día en el armario, que enfrentarte a una montaña de prendas acumuladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *